Mi “experiencia” con las Aguas Cloruradas Carbonatadas

Hoy escribo este post informal, que no es un artículo de investigación…, es mi experiencia personal, con lo que variará de unas personas a otras en función de su edad, estado de salud, medicamentos que tomen, incluso su sexo, pero quiero comentároslo porque ayer varios de vosotros me habéis preguntado si siento algún cambio con las aguas minero-medicinales, pues bien ahí va:

Llevo 3 sesiones de aprox. 2 horas de inmersión en estas aguas cloruradas carbonatadas, en la foto acabo de salir de la 3ª, creo que mi cara feliz lo dice todo (perdonad por las gafas):

El ” experimento” que estoy haciendo consta de (ver contraindicaciones abajo):

👉🏻 1 sesión cada 15 días de aprox. 2 hs de duración sumergida en aguas medicinales a unos 35-36º de temperatura la mayoría del tiempo (estas aguas son hipotérmicas), pero realizo cambios bruscos entre 35º del agua, sauna finlandesa a 80º y vaporarium a unos 70º, seguido de ducha fría 20º y aplicaciones de hielo local en brazos, piernas, pies y cara tras las saunas…. muy divertido.. ☺️

– Finalizo la sesión tumbada sobre banco caliente en la zona renal para dar calor a los riñones, esto es maravilloso…

También he añadido:

👉🏻 Cambios en mis patrones de respiración:

con 3 sesiones diarias de 15-20 min bajando la frecuencia y el volumen respiratorio para bajar el ph sanguíneo, bajar el estímulo de los quimiorreceptores de CO2 y dar tono al nervio vago.

Esto está siendo toda una experiencia, estoy escribiendo sobre ello…

👉🏻 He aumentado 1-2 hs al día las horas de sueño.

– No he hecho ningún cambio en la dieta, en la actividad física ni en la dosis de vitaminas/minerales que tomo de momento, aunque todo ello lo revisaré en 2 semanas, no quería interferir en la actividad de las aguas.

CONCLUSIONES:

1. Las dos primeras sesiones de aguas minero-medicinales, al llegar a casa me sentía muy cansada, empastada, mis movimientos eran torpes, con la cabeza bastante lenta y el sueño un poco inestable, era más ligero. Tenía una ligera desinflamación momentánea con un rebote inflamatorio al día siguiente.

2. Sensaciones intensas de síntomas de desintoxicación (que han durado 7-10 días)

3. Tras aprox. 10 días de estos cambios y pasar la vagotonía… (que ya sabéis que no es fácil), lo primero que mejoró fue mi capacidad intelectual, mi cabeza de repente podía pensar muy claro, rápido y con capacidad de conectar varios pensamientos a la vez de una forma muy fluida, casi eléctrica (más de lo normal, esto me encanta, porque me permite estar en varios proyectos a la vez).

4. Mi estado de ánimo es muy estable, noto una estabilidad mental fuerte, aunque todavía creo que puede mejorar un poco más.

5. Me he desinflamado en el tejido celular subcutáneo, pies, rodillas, pecho, papada, cara y creo que espalda, es verdad que aunque ha mejorado tengo que seguir en los muslos y abdomen y tonificar los brazos. No tengo dolores musculares.

6. Tengo un nivel alto de energía, no tengo caídas de energía por la tarde lo que me permite sacar mucho rendimiento a cada día, esto es una sensación muy agradable, porque después de trabajar puedo dedicarme a lo que me gusta sin estar cansada.

7. La calidad de la piel ha mejorado considerablemente, la noto más suave, más lisa, más hidratada y tiene mejor color (más rosada) y sobre todo noto que el pelo tiene más brillo.

8. Han aumentado las visitas al baño y la orina es muy clara, por el equilibrio de los riñones.

9. La digestión es más ligera (sin haber cambiado la dieta), aunque tengo mucho menos hambre.

10. Como nota general, me han mejorado mucho las vías respiratorias (más libres, más húmedas) y asombrosamente los ojos, sobre todo su lubricación y movilidad muscular, aunque todavía están un poco sensibles al sol.

Hasta aquí os puedo contar con todo detalle todo el proceso que llevo con este “experimento”, creo que todavía se puede conseguir más, tras 5 sesiones os contaré si la evolución es proporcional o se va estabilizando.

Un tema realmente interesante en los tiempos del covid persistente, inflamaciones generalizadas, síndromes difusos inespecíficos de difícil diagnóstico y estrés en dosis incompatibles con la vida… además, se puede implementar con otros tratamientos que ya se estén realizando, ya sean médicos o alternativos.

CONTRAINDICACIONES:

. Mujeres embarazadas en el primer trimestre.

. Hipertensión Severa.

. Diabetes tipo I

. Procesos cancerígenos o con metástasis

Como siempre digo…

🎶Nuevas patologías, requieren nuevos tratamientos… 🎶

La crenoterapia es un método terapéutico milenario pero que con las posibilidades técnicas actuales que podemos implementar en la actualidad, los resultados son mucho más rápidos y profundos que los que tenían nuestros amigos romanos.

Os quiero y gracias por preguntar!!

Elsa Rebollo*** 💗

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *