¿Qué son los Cólicos del Lantante?

Es una de las afecciones más comunes y a la vez que más preocupan a los padres y pediatras en la primeras semanas de vida de su bebé, ya que son muy molestos, producen fuertes dolores por los espasmos en el abdomen del niñ@ por lo que llora de forma persistente sin que nada lo consuele.

Este síndrome se produce aproximadamente en el 20% de los bebés entre los 15 días y 3 meses de edad, aunque hemos visto casos a los 4 días e incluso a veces más de 1 año de edad.

Las causas exactas se desconocen, pero por lo general se cree que se debe a la inmadurez del sistema digestivo en las primeras semanas de vida, lo que produce tras cada toma gran cantidad de gases dentro de la luz del estómago y el intestino.

Los signos al principio son un poco difusos para los padres primerizos, pero con un poco de observación los verás muy fácilmente porque el bebé:

· Tiene un llanto persistente (mucho tiempo), intenso (muy fuerte) y que no es posible consolarlo con nada (no cede tras la comida, la higiene o cogerlo en brazos).

. El cuerpo del bebé se retuerce, encorva, se pone rígido, sube y baja las piernas hacia el abdomen con cada espasmo, este es un signo muy característico.

. La cara del bebé es de sufrimiento, está congestionada y en los casos más graves presenta signos de falta de aire.

. El abdomen suele estar inflamado y tenso (no expandido) debido a la acción de los gases en el interior del abdomen, a veces incluso puedes verlos u oírlos.

Las horas en las que son más intensos suele ser por la tarde y la noche…

¿Cómo los Solucionamos?

Sé como te sientes, pero la buena noticia es que en el 90% de los casos se pueden aliviar o incluso eliminar por completo con uno de los métodos más efectivos por su enfoque científico, el Método Rubio para los cólicos de lactante M.R.C.L. -llamado así por su creador Domingo Rubio, un gran osteópata-, que se lo desarrollado a partir de la base científica de la osteopatía visceral y craneal, así como la experiencia tras la observación y evolución de más de 11000 bebés tras aplicarles este tratamiento que comenzó en el año 1996.

Puede que todavía no lo conozcas pero sigue leyendo porque nos vamos a encargar de que no te quede ninguna duda 😉

¿Cómo se Aplica?

Este método único cada vez es más conocido por su alta efectividad en el tratamiento de los cólicos del lactante , pero hemos de precisar que este tipo de “masaje” solo puede ser aplicado con resultados satisfactorios por un/a especialista o terapeuta formado específicamente en él, ya que requiere mucha experiencia, conocimiento del proceso digestivo del bebé y una alta sensibilidad en las manos acostumbradas a movimientos milimétricos dentro del abdomen del niñ@.

No es peligroso, no tiene efectos secundarios, pero si buscas que sea efectivo necesitas ponerte en las manos de un/a buen profesional.

¿Cómo es el Tratamiento?:

En la mayoría de los casos dividimos el tratamiento en 2 sesiones de unos 45 minutos cada una separadas por un periodo de 4-7 días.

Sesión Inicial: 

Esta primera sesión la iniciamos con un breve interrogatorio a los padres sobre los síntomas del bebé, proceso del parto, alimentación (materna o de fórmula), alimentación de la madre (en caso de lactancia materna), hábitos de sueño y frecuencia de los cólicos.

Todo ello nos va a dar una idea general de las posibles causas y dónde vamos a tener que hacer el mayor enfoque durante el tratamiento, que por lo general en esta primera sesión es en las capas fasciales más superficiales del abdomen del bebé, centrándonos tanto en el contenedor como en el contenido. 

Cada sesión es única y precisaremos la colaboración de los padres para que el niño se sienta en un ambiente coloquial y distendido. 

Sesión Final: 

Valoraremos la evolución de la sesión anterior e irá dirigida a liberar las capas más profundas del abdomen y a terminar el tratamiento.

El tratamiento es totalmente indoloro para el bebé que debe estar relajado.

La Técnica:

En este tratamiento realizamos ligeras presiones muy sutiles en el abdomen del niño mientras vamos realizando un diagnóstico, es un verdadero diálogo con con el cuerpo del bebé ya que tras el movimiento de las manos, escuchamos la reacción de su cuerpo y así vamos progresivamente avanzando liberando todas las tensiones y bloqueos posibles.

Poco a poco a medida que discurre la sesión, aumentan los ruidos intestinales, el abdomen cambia de una forma rígida y tensa a un abdomen aplanado y distendido, el bebé se relaja y nos permite dirigimos desde las zonas más superficiales a las más profundas para acceder desde la zona epigástrica hasta la intestinal.

Además, aunque no forma parte del método, también trataremos la art. temporomandibular con osteopatía craneal para mejorar el reflejo de succión que es tan importante para la alimentación del bebe en esta etapa de su vida y muchas veces se ve reducido por las tensiones que se producen en la boca y la mandíbula, lo que puede interferir en su alimentación.

Durante la sesión el bebé podrá estar sentado en las piernas de la terapeuta, tumbado en la camilla o en los brazos de la madre en función de las diferentes zonas a las que estemos accediendo.

Siempre adaptándonos a la comodidad del bebé y las zonas que tengamos que tratarle.

Resultados:

Este tratamiento además de reducir los síntomas antes descritos en un 90% de los casos, también mejora:

. Las funciones relacionadas con la alimentación y asimilación de los nutrientes en el niñ@ : realiza las tomas más correctas y mantiene mejor el tiempo entre ellas.

. Las funciones de eliminación de residuos: mejora el transito intestinal, la defecación y hay menos gases, también mejora la facilidad del erupto.

. Mejora el tiempo de descanso y sueño: duerme más horas sin despertarse.

Todo ello, hace que se note una mejoría general en la salud del bebé, así como muchas veces un aumento del peso.

En general y como resumen, relajamos, equilibramos las funciones y liberamos las restricciones tanto de la zona abdominal como craneal del niñ@, algo que sin duda es un gran alivio y satisfacción para los padres y familiares.

Soy Elsa, tu especialista en cólicos del lactante:

Me formé con Domingo Rubio y su equipo en la primera promoción dirigida a profesionales de la salud en el año 2006, 16 años de experiencia me avalan como especialista en Método Rubio para cólicos de lantante y 22 como osteópata, enfermera y formadora de profesionales de la salud.

Pon la salud de tu bebé en manos expertas, dirigidas a mejorar su vida y la de toda la familia, verás como todo cambia!

Algunos consejos para el día de la Consulta:

El día de la Consulta no olvides traer:

  • Cualquier  informe médico que tengas del pediatra o cualquier otro especialista que hayas visitado, así como cualquier posible tratamiento que esté siguiendo el bebé.
  • Si el bebé tiene  lactancia materna: es necesario que venga la madre y posiblemente tengas que dar una toma al bebé durante la sesión.
  • Si el bebé tiene  alimentación con fórmula: trae un biberón preparado.
  • También posiblemente tendrás que cambiarlo, necesitarás una  muda limpia y sus “cositas” de limpieza.


Nos vemos muy pronto!!

Agenda tu Sesión

Entra y reserva tu sesión, lo tendrás todo en tu teléfono

Dudas por email

Cualquier duda que tengas comentanosla, estamos para ayudarte

Whatsapp

Sabemos que estás muy preocupada,  te atenderemos lo antes posible

© 2021 Pagina Oficial de Elsa Rebollo – Todos los derechos reservados